Menu
PHE Latinoamerica

Colegio Juan Pablo Duarte se incorporó al Programa Haciendo Escuela de Falabella

Con una ceremonia a la que asistieron la alcaldesa de Providencia Evelyn Matthei, Cristián Sanhueza, gerente de tienda de Falabella y los alumnos del Colegio Juan Pablo Duarte, este establecimiento educacional se incorporó al Programa Haciendo Escuela, el que será apoyado por la tienda Costanera Center. A este entusiasta encuentro también acudieron el director y el jefe de Educación de la Corporación de Desarrollo Social de Providencia, José Palma Vega y José Antonio Tapia.

De esta manera, es que los alumnos y profesores de ese establecimiento municipalizado podrán participar en todas las actividades que el programa realiza durante el año, además de acceder a los beneficios y apoyos de distinta índole que el Programa Haciendo Escuela y los voluntarios de la tienda de Costanera Center les entregarán y prepararán para ellos.

Durante la ceremonia, que se realizó para celebrar esta incorporación, Cristián Sanhueza dio las gracias a la Municipalidad de Providencia por darles la posibilidad de apoyar a este colegio y así aportar al desarrollo y a la educación de sus alumnos. “Estamos seguros que integramos a niños con tremendas capacidades y gran potencial académico a la gran familia Falabella”, hizo notar. Añadió que la única intención del programa, “es ayudar a hacer realidad la movilidad social a través de la educación”. Luego, hizo entrega de 46 tablets con el objetivo de incentivar y potenciar el aprendizaje de los alumnos. “Esperamos que les sean útiles en su formación”, les dijo a los niños y niñas presentes. Esa donación de apadrinamiento fue gestionada en conjunto con la Corporación Municipal de Educación y está destinada a la implementación del proyecto Gal&leo, que tiene el objetivo de permitirles a los estudiantes una nivelación académica personalizada en el ámbito de las matemáticas.

Por su parte, la alcaldesa de Providencia Evelyn Matthei deseó que con este apoyo del Programa Haciendo Escuela todos se vean favorecidos, “que los niños se sientan muy bien aprendiendo y que los profesores se vean más aliviados”, concluyó.